Nick Mason, baterista y coleccionista de autos

A parte de la música, la otra gran pasión de Nick Mason, batería de Pink Floyd, es coleccionar coches clásicos de carreras.

Su colección está considerada como una de las más importantes del planeta.

En ella figuran joyas como el Ferrari 312 T3 con el que Gilles Villeneuve ganó su primer Gran Premio, un Maserati 250 F, un Aston Martin Ulster, McLaren F1, Bugattis, un Ferrari Enzo y un largo etcétera.

Además, el batería de Pink Floyd suele participar en carreras de coches clásicos y ha corrido las 24 Horas de Le Mans en nada menos que en cinco ocasiones.