En realidad no hay ningún lado oscuro de la luna

Entre tantas de las curiosidades del disco Dark Side of the Moon de Pink Floyd, probablemente la mas interesante es que cuando acaba el disco se escucha la frase "en realidad no hay ningún lado oscuro de la luna..., de hecho, toda es oscura".

Esta grabación es del portero irlandés de los estudios, Gerry O'Driscoll.

También se entrevistó a Paul y Linda McCartney para utilizar sus voces en el disco, aunque sus respuestas no llegaron a incluirse en el álbum.

Henry McCullough, colega de McCartney en la banda de éste, contribuyó con la famosa frase "I don't know, I was really drunk at the time", que aparece entre "Money" y "Us and Them".