John Frusciante, de Frank Zappa a Red Hot Chili Peppers

Con apenas 15 años, Frusciante tuvo la oportunidad de asistir a un concierto de los Red Hot Chili Peppers (RHCP), y desde entonces se sintió conectado con la agrupación, de tal manera que aprendió las guitarras y bajos de los tres primeros discos de la banda y no faltaba a ninguna de sus presentaciones.

John, era amigo de D.H. Peligro, antiguo baterista de los Dead Kennedys, con quien solía ensayar e improvisar algunos temas. En una ocasón, Peligro decidió invitar a un amigo suyo que era bajista, para ensayar un poco, cuando éste llegó, Frusciante quedó encantado, pues se trataba de Michael Balzary, también conocido como 'Flea', el bajista de RHCP. Fue entonces cuando Flea y Frusciante se conocieron.

Durante un tiempo, Frusciante aspiró a formar parte de la agrupación de Frank Zappa, sin embargo, decidió abandonar la idea puesto que Zappa mantenía una estricta norma en contra del consumo de drogas. Frusciante en una entrevista dijo: "Me di cuenta que quería ser una estrella del rock, tomar drogas y estar con chicas, pero no sería capaz de hacer eso en la banda de Zappa". Posteriormente a esto, Frusciante empezó a ver otras opciones para hacer música.

En 1988, luego de la muerte del guitarrista Hillel Slovak, los RHCP atravesaron una difícil etapa pues el baterista de ese entonces, Jack Irons, decidió dejar la agrupación. El vocalista, Anthony Kiedis, junto a Flea, decidieron continuar con la banda, y colocaron a D.H. Peligro en la batería, dando solución así a la ausencia de baterista, pero no podían encontrar un guitarrista que pueda satisfacerles del todo. Finalmente, Flea recordó al muchacho que durante un ensayo lo dejó impresionado con el manejo de sus riffs, John Frusciante.

Rockeros presentes