El accidente automovilístico que cambió la vida a Jim Morrison

La historia cuenta que en un viaje por el desierto realizado en 1949, Jim Morrison y su familia se encontraron con un aparatoso accidente automovilístico donde unos indios americanos estuvieron involucrados; la escena fue tan impactante para Morrison que varios años después afirmaba haber sido poseído por los espíritus de los indios que fallecieron aquel día.

A lo largo de su vida, fue tanto el impacto que tuvieron en él las drogas que se convirtió en un experto en el tema, interesándose por el chamanismo dada su estrecha relación con el peyote. Incluso escribió un tratado sobre drogas.

También se dice que se caracterizaba por sus pequeños bailes al estilo indio-chamánico. La leyenda dice que, si ves a un indio morir, su espíritu se encarna en ti.