Absolution Tour: todo un “Guitarragedón” de Muse

31 Julio, 2019
Durante esta gira de la banda inglesa Muse, fueron destruidas muchas guitarras porque a Matt Bellamy le daba la gana. Con esto demostró que aunque son una banda de rock alternativo conservan muy presente su espíritu punk salvaje intacto. Lamentablemente, algunas veces hubo daño colateral donde el bajista Chris recibió la peor parte.

Los artistas del rock y otros géneros quienes durante sus presentaciones acaban con los instrumentos musicales datan desde 1956. Ese año en el programa televisivo “The Lawrence Welk Show”, un artista se presentó con una parodia de la canción de Elvis Presley “Hound Dog”. Rocky Rockwell, al finalizar esta paródica presentación, rompió con su rodilla la guitarra de utilería que tenía desde el principio de la canción. Este momento debió marcar a muchos jóvenes de aquel año.

En el año de 1967, The Who hizo este mismo acto destructivo pero instrumentos de verdad para una presentación en vivo en “Smothers Brothers Comedy Hour”. Incluso pusieron algo de explosivos dentro de la batería para que la explosión de esta se viera como rebeldía y vandalismo. En décadas posteriores, bandas como Deep Purple, The Clash y Nirvana, durante sus presentaciones copiaban el mismo modelo destructivo (esta vez sin explosivos). Pero lo que hizo la banda Muse en 2003 no tiene comparación.

Para su gira “Absolution” esta agrupación británica destruía una guitarra por presentación. Como ya deben estar calculando, fueron un total de 140 guitarras las que se destruyeron en total durante este tour. Esto le hizo merecedor de un trágico record Guiness de “Mayor número de guitarras destruidas por una banda de rock en una sola gira”, y hasta la fecha nadie ha superado esta marca. Romper una guitarra luego de una presentación es un símbolo de que cada concierto es único e irrepetible. Sin embargo ¿140 guitarras? Eso ya es pasarse de la raya. Además, varias de esas veces hirió a su compañero y bajista Chris por accidente y este tuvo que ser atendido por los paramédicos.

A muchos de nosotros nos hubiese gustado rescatar alguna de esas guitarras. Matt Belamy no se ganó el odio de nadie ante la cifra de guitarras destruidas. Lejos de eso, Bellamy y compañía demostraron que se debe hacer todo lo necesario para dar a sus fanáticos un momento irrepetible sin importar el costo. Dudo que Muse quiera repetir esta hazaña debido a su costo, pero sin duda alguna, esto quedará para la historia como referencia en destrucción de instrumentos musicales. 

Ayúdanos compartiendo esta nota o dejando tu comentario.