Eddie Van Halen y su encuentro vergonzoso con Nirvana

24 Junio, 2014
Eddie Van Halen se reunió con Kurt Cobain de los Nirvana a finales de 1993 y no parecía impresionado con el nuevo tipo de estrella de rock. El encuentro fue bochornoso y casi olvidado por muchos.

Eddie fue al camerino de Nirvana el 30 de noviembre de 1993 en Great Western Forum en Inglewood, California, y comenzó intentando ocupar el lugar del bajista, Krist Novoselic, insistiendo en que era tan alta que debería jugar al baloncesto.

Sin embargo Kobain fue claro desde el principio: “Nosotros no hacemos mermeladas, no somos esa clase de banda”, dijo Cobain. “Además, no tenemos la guitarra de repuesto”. Eddie levantó un pulgar hacia el segundo guitarrista de Nirvana, Pat Smear de la legendaria banda de punk de Los Angeles, The Germs. “Quiero tocar la guitarra del mexicana”, sugiere Eddie. “¿Él es mexicano? ¿Él es negro?”, se atrevió a decir.

Luego, Eddie comenzó a oler un rollo desodorante, dejando un residuo blanco en su cara. Los otros en el medio ambiente no han visto un descenso timido inmigrantes, holandeses e indonesios cuya vida había pasado media en torno a una guitarra – que acaban de ver un borracho celebridades actuando como un pendejo de mierda. Impresionados por un borracho Eddie Van Halen y ofendidos por insultos racistas dirigidos a su compañero de banda, Cobain le sugirió a Eddie que se subiera al escenario solo y tocase “Eruption” después de haber terminado su repetición.

No era la primera vez que la falta de inhibición de un hermano de Van Halen en los backstage hacia patente el odio racial. A finales de los 80?s, Alex se reunió con el guitarrista de Living Colour, Vernon Reid, después de un show, y el hombre lo insultó diciendo que no podía entender por qué a un hombre negro le gustaba tocar la guitarra.

Ayúdanos compartiendo esta nota o dejando tu comentario.