El exceso de rock le da un dolor de cabeza al bajista de Nirvana

6 Febrero, 2012
En 1992, cuando Nirvana terminaba su presentación en los MTV Video Music Awards, Novoselic, enojado por el mal funcionamiento de su amplificador, lanzó su instrumento al aire, el cual cayó sobre su propia frente, dejándolo tendido y aturdido sobre el escenario.

Mientras tanto, Cobain comenzó a botar los equipos de la banda, al tiempo que el baterista Dave Grohl corrió hacia el micrófono y empezó a gritar repetidamente "¡Hi, Axl!".

16 años después de protagonizar uno de los ridículos más grandes en frente de millones de personas, Krist Novoselic, se ha animado a hablar de ello.

En esa ocasión contó: "Vinieron los paramédicos y le pusieron una tirita a la herida. Luego me dieron una enorme lista de medicamentos que tenía que firmar. Justo detrás de ellos estaba Brian May, el guitarrista de Queen, con un vaso de champaña helada. Entonces firmé el papel para quitármelos de encima y poder beber un sorbo de la maravillosa medicina del señor May".

Ayúdanos compartiendo esta nota o dejando tu comentario.