El fan que quiso matar a Björk y se mató a sí mismo

15 Febrero, 2012
Septiembre de 1996. Ricardo López, un joven uruguayo de 21 años con residencia en Miami, cae en el más enfermizo fanatismo por la artista islandesa Björk, esperando lograr algún contacto con la cantante mediante las decenas de cartas enviadas declarando su amor. Sin embargo, pese a los intentos, López no recibió ninguna respuesta, y pronto se enteraría de la nueva relación de Björk, lo que conduciría su obsesión a tomar medidas más drásticas para llamar su atención.

López empezó a filmarse a sí mismo mientras fraguaba sus planes para matar a Björk usando un libro con una bomba de ácido sulfúrico dentro, bomba que enviaría simulando ser un representante de Elektra Records y ofreciendo a Björk un papel dentro en un filme. López esperaba al menos desfigurar a la artista con ésta bomba. Afortunadamente, Scotland Yard interceptó el envío en las oficinas de correo de Londres justo antes de que saliera a su destino.

López registró en varios videos el proceso completo del complot, incluyendo su suicidio. Por su parte, Björk, pasmada por todos los hechos, terminó con su entonces pareja, y halló en el joven fanático la inspiración para componer el tema "So Broken".

Ayúdanos compartiendo esta nota o dejando tu comentario.